sábado, 9 de mayo de 2015

Evaluando la gestión de la privacidad en los medios digitales

En los últimos días me he dedicado a analizar las áreas de la competencia digital. De entre ellas considero, como parte importante en la introducción al uso y participación en los medios digitales, capacitar al alumnado sobre la gestión de la privacidad y la valoración acerca de los que supone compartir datos en la red, así como publicar aspectos personales propios o de otras personas y las repercusiones que ello puede tener.

De este modo, dentro de las tareas de CDigital_INTEF, me he propuesto analizar el área 4 del marco común europeo sobre la competencia digital docente, esto es, la seguridad, y, dentro de la misma, me he centrado en la competencia 4.2. Protección de datos personales e identidad digital.

La etapa para la cual vamos a realizar la descripción de esta competencia va a ser la de Educación Primaria y, concretamente, el tercer ciclo de la misma. 

Repecto al área competencial cuarta de la competencia digital, la seguridad, diremos que va referida a la protección de información y datos personales, así como a la protección de la identidad digital, a las medidas de seguridad para los anteriores cometidos y al uso responsable y seguro de los medios digitales y la red. 

En este sentido, diremos que, por la experiencia vivida en los últimos cursos escolares, el alumnado, en líneas generales, es un gran desconocedor de los anteriores aspectos, no mostrando preocupación por lo que supone compartir información personal en la red, ni valorando las repercusiones que ello puede tener. El caso más concreto lo encontramos en la información que comparten en sus perfiles de redes sociales, en las cuales cuelgan información privada bastane sensible, describen con bastante detalle aspectos de su vida cotidiana y comparten, sin ninguna preocupación, fotografías propias y de sus amistades sin el consentimiento de todas las personas que aparecen en las mismas, independientemente de que esto pueda atentar contra su privacidad.
En este línea, también hemos de considerar el hecho de que la mayoría de los alumnos de tercer ciclo de primaria poseen perfiles en redes sociales falseando su edad, lo cual atenta contra la política de las plataforma en cuestión. 

Es por ello, que dentro del área, hemos elegido la competencia referida a la Protección de datos personales e identidad digital, la cual ha de ir encaminada al entendimiento de lo que supone el uso de programas y servicios digitales, primordialmente las redes sociales. Todo lo anterior con el objetivo de proteger nuestros datos personales y repetar la privacidad de los demás. Igualmente, el alcanzar un nivel competencial básico en este aspecto habrá de servir al alumnado para protegerse de manipulaciones y ciberacoso e ir preparándolo para luchar o protegerse de fraudes en los que pueda verse envuelto en el futuro. 
Para la evaluación de dicha competencia he creado dos rúbricas mediante Corubrics. Una de ellas se ha elaborado para que el docente evalúe la competencia referida en su alumnado y, la otra, para que este último autoevalúe el nivel competencial referido a la conocimientos necesarios para la gestión y protección de nuestros datos personales y nuestra identidad digital, así como para evaluar a sus compañeros y compañeras mediante un proceso de coevaluación.


En primer lugar mostramos la rúbrica elaborada para que el docente valore la competencia digital que nos ocupa.

La anterior rúbrica también se puede consultar en este enlace.

Como podemos comprobar, además del nivel inicial, medio y avanzado, hemos incluído una cuarta categoría, correspondiente a "no iniciado", puesto que consideramos que parte del alumnado se encuentra por debajo del nivel inicial y si esta rúbrica la vamos a usar, tanto en la evaluación inicial, como tras el proceso que sigamos para el proceso de enseñanza-aprendizaje relacionado con esta competencia, consideramos oportuno incluir este nivel. Por otro lado, y basándonos en los criterios que hay que tener en cuenta para la elaboración de cuestionarios, no conviene realizarlos con posibilidades de elección impares, puesto que aquellos con dudas siempre se ubicarán en el termino medio. En cambio, si dichas posibilidades de elección o ubicación son pares, han de realizar un proceso de análisis más complejo para elegir la opción más adecuada.

Continuando con el proceso de evaluación y creación de descriptores, se ha elaborado, como ya hemos comentado, otra rúbrica para que el alumando se autoevalúe y evalúe a los compañeros y compañeras. En este enlace se puede consultar la matriz o rúbrica de autoevaluación. Igualmente, mostramos a continuación una captura de la misma.


Finalmente, consideramos que la coevaluación ha de ser una constante en el nivel educativo en que nos encontramos, puesto que otorga al alumnado la capacidad de valorar el trabajo de los compañeros de una forma objetiva, lo cual, a su vez, posibilita un mayor autoanálisis y el desarrollo del espíritu crítico. Es por ello, que la anterior matriz también se va a utilizar para la citada coevaluación, para ello hemos convertido la misma en el formulario de google que mostramos a continuación.




Con este cuestionario, y como ya sabemos, recibiremos de forma inmediata en nuestro correo, los datos proporcionados por nuestro alumnado, los cuales podremos contrastar con los nuestros propios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario