domingo, 6 de noviembre de 2016

DIARIO DE MISIÓN DE #gamificaMOOC Nivel2

Podemos comenzar esta entrada haciendo alusión al refranero popular y es que "Nunca es tarde si la dicha es buena". 

Tras un fin de semana intenso, gamificando todo lo que encuentro a mi alrededor (es lo que tiene ser padre de dos peques de 2 años y 6 meses respectivamente), por fin pude terminar el nivel 2 de esta maravillosa experiencia que está siendo #gamificaMOOC.

Para ser honestos, la última semana me ha traído momentos de incertidumbre sobre mi posibilidad de dedicación al MOOC. Todo ello debido a mi nivel de desbordamiento, pues unida a la laboriosa y, no menos enriquecedora paternidad, este año me he embarcado en asumir las funciones de jefe de estudios de mi centro, lo cual, a parte de ilusionado, me tiene absorbido en el intento de cambio que estoy intentando inyectar en mi centro con la ayuda de mis compañeras y compañeros.

Pues en esas ando en mi vida personal y profesional, lo cual, muy a mi pesar, me deja poco tiempo para entregarme a #gamificaMOOC, pero como uno es terco por naturaleza, voy buscando huecos allá por donde los haya. 

Bueno, centrándonos en lo que nos ocupa. Creo que el hecho de estar hoy escribiendo esta entrada tiene mucho que ver con la lectura de la realizada por mi amigo y compañero @leonidasarjona, la cual me motivó para seguir en la brecha.

El punto de partida, la lectura del artículo sobre el marco de referencia MDA, además de permitirme la práctica de mi olvidado inglés, me fue aclarando, no sin esfuerzo reflexivo e interpretativo, el uso de los elementos estructurales del juego para el diseño de situaciones gamificadas en mi aula. Fruto de dicha lectura, y respondiendo a la tarea de la 1ª idea clave de este segundo nivel, realicé la siguiente presentación, la cual responde al solicitado formato Pechakucha.


Aclarados los conceptos, pudimos reflexionar sobre la función de la manipulación de las dinámicas en las situaciones gamificadas, para lo cual dejé constancia en la siguiente cita:



A a cual pude añadir, a petición de otra de las tareas del curso, la siguiente nube de palabras.


La semana iba avanzando -ya de por sí llevo una de retraso-. Estábamos a viernes, y aún me faltaban varias tareas relacionadas con el nivel 2, así que me dispuse a realizar los cuestionarios para ver el tipo de gamer que era y, tras hacerlo, he decir que los resultados me gustaron, pues creo que dieron en el clavo. Mi experiencia de jugador siempre se centró en aquellos juegos que me permitían elegir el camino a seguir, que me ofrecían múltiples opciones y que, sobre todo, me convirtieran en un explorador de diferentes realidades a la par que diseñar mis propias tácticas o estratégias. Siempre huí de los juegos lineales, los cuales me resultaban aburridos. 


Nos adentrábamos en uno de mis centros de interés favoritos en lo que se refiere al diseño de clases basadas en la implicación del alumnado, la motivación. La lectura de las diferentes teorías y la comparación con mi experiencia práctica, tanto en el ámbito educativo reglado, como en el de la formación permanente y la enseñanza de los deportes, me llevaron a responder a una de las tareas propuestas con la siguiente infografía.

Loading...
Loading...


Ya íbamos llegando al final, sólamente nos faltaba recoger todo lo tratado en una imagen interactiva, para lo cual usé Thinglink, como podemos ver a continuación.




Reto cumplido, sigo estando en la brecha para salvar a la humanidad y me muestro deseoso de adentrarme en el nivel 3. Atisbos de ideas van navegando por mi imaginación, Mis alumnos y alumnas podrán disfrutar en breve de la experiencia y conocimientos que estoy adquiriendo en #gamificaMOOC, para lo cual seguro pediré ayuda a mi compañero de fatigas @DavidPinclan (he de aprovecharme de que este año compartimos centro),

Diario de misión, nivel 2, concluido. Seguimos avanzando y os mantendremos informados en próximas entradas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario