miércoles, 23 de abril de 2014

Tuiteando con sentido......o intentándolo

image
Tras el análisis de los datos extraídos de la cuenta de @balhisay, así como de los recursos de la Unidad 2 del curso de Entornos personales de aprendizaje para el desarrollo profesional docente, podemos extraer las siguientes conclusiones:

  • Lo primero que habríamos de hacer a la hora de adentrarnos en twitter sería preguntarnos ¿por qué?¿para qué?. Ante un medio con tan ingente cantidad de información y un nivel de participación tan alto, no es conveniente “enfrentarnos” a él tal cual, pues, de lo contrario esto nos podría llevar a sentirnos desbordados. Por tanto, determinar cuáles son mis objetivos y qué uso voy a dar a mi canal ha de ser una de las principales tareas a abordar.
  • Dada la gran información que nos puede llegar a través de las personas a las que seguimos, consideramos que se hace indispensable organizar a las mismas en diferentes listas en función de nuestros intereses. Esto nos permitirá hacer un seguimiento más estructurado de las diferentes temáticas que conforman nuestra red. Si bien, en un principio, esta tarea puede resultar difícil, por contar con pocos seguidores y poca gente a la que seguimos, es una labor que hemos de ir revisando periódicamente. De este modo, contaremos con un canal organizado y fácil de gestionar.
  • El anterior aspecto también puede ser muy interesante si pretendemos utilizar twitter como medio de difusión de conocimiento. En este sentido, sería muy interesante hacer públicas nuestras listas, pues de este modo, todos nuestros seguidores pueden enriquecerse de aquellos aspectos que nos parecen interesantes y, a su vez, podemos aumentar nuestro PLN.
  • A la hora de seguir a una persona, sería interesante realizar un pequeño análisis de su cuenta, no tan exhaustivo como el que acabamos de mostrar, pero si teniendo en cuenta aspecto tales como temas principales que trata, fuentes de las que se nutre, etc. De este modo podemos valorar si realmente esa persona puede aportar aspectos interesantes a nuestra PLN. 
  • En cuanto a nuestra participación, consideramos oportuno que no se centre en horas concretas, sino que se distribuya, en la medida de lo posible a lo largo del día. De este modo conseguiremos que sea más fácil seguirnos o, en su caso, ganar impacto entre nuestra red. Para ello podemos servirnos de herramientas tales como tweetdeck o similares
  • Otro aspecto que nos parece primordial es dar veracidad a nuestro canal. Todo aquello que twitteemos o retwitteemos hemos de contrastarlo. Hemos de recordar que de esta forma contribuiremos a configurar una identidad digital fiable.
  • Por último, la forma de interactuar y de usar twitter ha de ser dinámica y en pleno proceso de cambio. Las anteriores consideraciones han de ser objeto de continua evaluación y adaptación, pues que la red está viva y ser capaz de adaptarse a ese cambio será una de los aspectos que dotará de valor nuestra actuación en ella. A partir de ahí, toda contribución de un follower o persona que seguimos ha de ser tenida en cuenta para ajustar y/o mejorar la gestión de nuestro canal, pues, por encima de todo, nuestra posición ante este medio ha de ser abierta y flexible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario